Cette page est imprimée depuis le site de Bruno Regnier
http://www.bruno-regnier.com

Les
ensembles

 

The Mark of Zorro

Dernière modification le
20/01/11 à 09:07

Ciné X'TET/Bruno Regnier


Después de tres proyectos entorno a Buster Keaton "steamboat Bill Jr." "Sherlock Jr" y "Buster's Shorts", Bruno Regnier y el conjunto X'TET se enfrentan a un nuevo género, el cine de capa y espada, poniendo en música "The Mark of Zorro", película de 1920 en la cual Douglas Fairbanks deja de lado por primera vez su personaje de play boy urbano para asumir un disfrazo de época y hacer alarde de sus proezas atléticas tanto como de sus encantos.


La música cuando oscila entre jazz y música de cámara, en un ambiente donde las referencias alimentan la improvisación generosa de los ocho solistas.


Músicos: Alain VANKENHOVE (trompeta), Matthias MAHLER (trombón), Vincent BOISSEAU & Olivier THEMINES (clarinetes), Rémi DUMOULIN (saxófono tenor y clarinete), Jean-Baptiste REHAULT (saxófonos), Pierre DURAND (guitarra), Frédéric CHIFFOLEAU (contrabajo), Bruno REGNIER (composiciones et dirección).

Bruno Regnier, Cine X'TET - La marca de Zorro - Le Balzac-Paris.

Articulo de Jean Marc GELIN www.lesdnj.com

Cuando fuimos en primavera a escuchar esta nueva versión del Cine X'TET de Bruno Regnier entorno a la famosa versión de la Marca de Zorro, película de 1920 con Douglas Fairbanks, sabíamos aproximadamente qué esperar. Y más teniendo en cuenta que habíamos seguido el trabajo de Bruno Regnier particularmente durante el visionado de "Steamboat Junior" al cine le Balzac en París donde Bruno Regnier tiene sus entradas regulares. Entonces había escrito en otras columnas cuánto este enfoque musical del cine mudo que se sitúa en una larga tradición del jazz desde Claide Bolling hasta Bill Frisell pasando por Dave Douglas (del que les recomendamos mucho el último de Keystone) se saboreaba sin moderación, con o sin imágenes. Aquí se encuentra la fuerza de Bruno Regnier. La de colocarse lo más cerca de las imágenes en una voluntad claramente anunciada de expresividad pero permitiendo sin embargo al mismo tiempo romper con ellas a su antojo. Cuando, en sus precedentes composiciones, se dedicaba a la obra de Buster Keaton, entrando en el ritmo que el genial actor da él mismo a las imágenes, aquí son las gracias de Douglas Fairbanks tanto astuto como seductor y divertido que se encuentran resaltadas por la escritura de Bruno Regnier en uno de estos momentos escasos cuando la música consigue con gracia hacer cuerpo con la obra cinematográfica. En este arte, Bruno Regnier nos ha mostrado que es muy bueno.